Proyecto_AIRE

El proceso

Este modelo está enfocado a esos guitarristas inmersos en la dinámica de los concursos, que necesitan un instrumento más potente y fácil de tocar, que les dé seguridad sobre el escenario. También está diseñado para tocar en contextos de música de cámara, donde ese plus de potencia ayudará al guitarrista a mezclarse con los otros instrumentistas sin sufrir por la habitual desventaja de la guitarra, en cuanto a volumen se refiere.

 

Pero aquí no es todo potencia. La motivación de este proyecto nace de la inquietud de buscar más volumen sin perder calidad tímbrica. Y de ahí surge esta manera tan especial de trabajar la tapa armónica de este modelo. La inspiración viene de la observación de las guitarras del constructor alemán Antonius Müller. Su propuesta de doble tapa armónica es la que me ha resultado más interesante en cuanto a calidad tímbrica.

El resultado es el de una guitarra más reactiva, equilibrada, constante, con más «sustain», más fácil de controlar, y con más proyección. Y todo esto sin perder la riqueza tímbrica que hace de la guitarra un instrumento tan especial. Este punto era el que más me ha preocupado en todo el desarrollo de este modelo. El sonido es sensiblemente más delgado que en el modelo tradicional, pero eso también ayuda a una mejor definición de cada una de las notas cuando suenan cuatro o más cuerdas a la vez.

El uso de materiales contemporáneos como la fibra de carbono, y el cambio de espesores de las maderas, nos permite jugar con la rigidez y el reparto de los pesos en la estructura de la guitarra. Esto es crucial para conseguir un instrumento que siempre nos estará dando la máxima calidad tímbrica en cualquier rango dinámico, tanto en un pianissimo como en un fortissimo.

Guitarra Tradicional

Galería de guitarras